Te enseñamos los principales comandos de chmod y algunos ejemplos

Los que son expertos en informática y los que están dando sus primeros pasos en esta profesión, saben perfectamente que, comandos existen a cientos. Cada uno con su utilidad y sus características propias. Aquí nos vamos a centrar en uno de esos comandos, el chmod, para que puedas conocerlo de cerca y comprender la forma en la que puede ayudarte durante tus sesiones de trabajo.

linux chmod
 
 

Qué es el comando chmod

 
El término chmod hace referencia a la contracción de dos palabras inglesas, change y mode. Aquí hay una primera pista para conocer lo que hace este comando, y es que se trata de un modo para cambiar distintos aspectos de un fichero o directorio por completo.
 
El chmod es, por decirlo de una forma más técnica, una llamada al sistema asociada a un comando preciso que solo tiene utilidad en entornos que usen como sistema operativo UNIX y Linux.

¿Está fuera Windows? Pues sí, porque en el sistema de Microsoft existen otros comandos con iguales características, aunque no es eso algo en lo que vayamos a entrar aquí ni mucho menos.

El chmod es, por lo tanto, un comando para cambiar algunos detalles de los archivos o ficheros como también sucede con otros del tipo del comando diff, y es que son muchos los elementos de este tipo que hay que tener presentes cuando se está trabajando.

Lo que tienes que tener muy presente de los comandos chmod es que habilitan diferentes tipos de permisos en archivos o directorios, algo que ha llevado a que existan también diferentes tipos.

 

 

Tipos de comandos chmod

 
El comando chmod actúa sobre archivos y también sobre directorios como hemos venido diciendo. De esta forma, los tipos son similares, se trabaje en el entorno en el que se trabaje.
 
Esto facilita un poco identificar y usar los comandos, algo que siempre debe ser bien recibido cuando se está trabajando con largas listas de archivos y directorios. Teniendo todo lo anterior en cuenta, los tipos básicos de estos comando son estos:

  • Read: con este se da permiso a los usuarios para que puedan acceder al archivo sin que tengan posibilidades de introducir ningún cambio.
  • Write: este incluye el anterior y, además, da al usuario la posibilidad de introducir cambios en el archivo si así lo quiere o necesita.
  • Execute: es un permiso de ejecución empleado normalmente en formularios, directorios con scripts y otros archivos similares.

 

TE RECOMENDAMOS  VirtualHosts Apache | crear varios sitios web en localhost

 

Los tres tipos que te hemos puesto son el punto de inicio de los comandos chmod. Realmente, cada uno de estos comandos se puede modificar de una y mil formas creando secuencias únicas para cada caso.

 
 

Esto se puede llegar a cabo tanto de forma numérica o con letras, por lo que vamos a pasar ahora a mostrarte algunas de las combinaciones que pueden permitirte dar permisos a través de chmod o descubrir los que ya vienen insertos en un archivo o directorio sobre el que vayas a trabajar.

 

 

Los permisos en un archivo chmod

 
Cuando te pongas a buscar los últimos archivos modificados en un fichero o cuando explores las características de uno cualquiera, te encontrarás con que los permisos están ahí escritos con letras o con números.
 
El mismo chmod tiene esta particularidad. Por ello, es interesante que atiendas al menos a las letras y números básicos que suelen venir combinados en este comando. Los números son estos y las letras que ponemos entre paréntesis son sus equivalentes por si el comando se codifica alfabéticamente y no con números:

  • 4 (r–) para lectura
  • 2 (-w-) para escritura
  • 1 (–x) para ejecución

 

Esto es lo más básico, ya que las órdenes que se esconden tras estos números se pueden combinar creando secuencias más amplias. Por ejemplo, el 6 te dirá que tiene permisos de lectura y escritura al ser la suma del 4 y del 2. Un 7 es la suma de los anteriores valores, por lo que otorga todos los permisos para ese archivo.

Pero, además, los permisos se dan para tres tipos distintos de usuarios.
 


Estos son owner, group y others o, por ponerles nombre en castellano, propietario, grupo y otros. Pues bien, te puedes encontrar un comando chmod con una secuencia 771, lo que significa que el propietario y el grupo tienen todos los permisos y que otros solo pueden ejecutarlo.
 
Este mismo ejemplo numérico se puede expresar con letras como dijimos antes. Ese comando chmod 771 quedaría de la siguiente forma:

rwxrwx—x

; aquí se leería lo mismo que antes, que el owner tiene todos los permisos, el group también y que others solo tienen permiso de ejecución.

Así puedes combinar de la forma que sea necesaria para crear una orden completa, eficaz y que surta exactamente los efectos que andas buscando.

 

TE RECOMENDAMOS  Comandos Bacula - bconsole

 

Algunos permisos adicionales

 
Lo que te hemos contado en el apartado anterior es lo más básico de los comandos chmod. Estos esconden otros permisos adicionales que se crean a partir de letras y símbolos especiales como +, lo que hace que todo el proceso se complique.

Son comandos que ofrecen permisos adicionales como el sticky bit, el set group ID o el set user ID. El primero sirve para crear imágenes de un proceso cuando este concluye y los otros otorgan permisos especiales al propietario y al grupo.

Sus secuencias se vuelven más complejas introduciendo un nuevo bit o dígito al conjunto del permiso. Es decir, si antes nos te mostrábamos ejemplos de tres cifras, ahora resultarán de cuatro y estos permisos adicionales antecederán en todo caso a los chmod básicos que antes vimos.
 
En definitiva, esperamos que esta introducción te haya aclarado conceptos y te haya acercado un poco más al mundo del trabajo con comandos chmod, una de las herramientas que más se emplean en Linux y que mayor agilidad puede darte a la hora de trabajar.